Luis Gonzaga nació el 9 de Marzo de 1568 en el castillo de Ferrante,

Italia. Su padre, Marquéz de Castiglionedelle, le hubiera gustado que su primogénito siguiera su misma carrera militar en el ejército imperial.

En efecto a los cinco años el pequeño Luis iniciaba los primeros contactos con las armas, participando en los desfiles militares; Sin embargo Luis se orientaba por otros caminos. En el periodo de estancia como paje en la corte de Francisco de Medici en Florencia entre (1576 y 1578), tomó un camino bien distinto, haciendo el voto de perpetua castidad. Y después de su primera comunión de manos de San Carlos Borromeo, viajó a España como paje del infante Don Diego, en la corte de Felipe II donde se dedicó al estudio de la filosofía en la Universidad de Alcalá de Henares.

También en esa época sintió la vocación de entrar en la Compañía de

Jesús. No obstante la oposición de su padre, que después de dos años

pudo vencer, tras firmar la renuncia al marquesado a favor de su hermano, entró en el noviciado de los jesuitas de Roma en 1585.

En la comunidad de los jesuitas de Roma vivió bajo la dirección de San Roberto Belarmino, olvidando totalmente su origen noble escogió los trabajos más humildes, dedicándose al servicio de los enfermos. Un

hecho nos permite entender mejor el estilo de santidad de Luis. Un día

mientras estaba practicando deporte en el patio de la comunidad, se le

pregunta ¿qué haría si supiera que en el lapso de 5 minutos moriría?

<<Continuaría practicando deporte>> contestó serenamente San Luis murió un 21 de Junio de 1591, precisamente sirviendo a las víctimas dela peste que asolaba a la ciudad de Roma, para entonces el joven novicio-jesuita, bordeaba los 23 años.

Fue canonizado en 1621 y posteriormente en 1720 fue declarado por la autoridad eclesiástica modelo de la juventud. Su fiesta se celebra el 21de Junio.